Menú

miércoles, 3 de octubre de 2012

Tranvía de la Carrera Séptima: Un corredor verde que hace parte de una solución integral para la ciudad


Escrito por: Omar Augusto Ferreira Rey

El Tranvía en la Carrera Séptima  no será comprendido como una solución al transporte público de la ciudad, si no se le concibe como parte de una solución global mucho más amplia que incluya un metro subterráneo y varias líneas adicionales de Transmilenio, además de ciclo rutas y vías peatonales. En efecto, el corredor oriental de Bogotá requiere, además de la actual línea de Transmilenio por la Caracas, de un Tranvía paralelo a lo largo de la Carrera Séptima que asuma parte de la sobredemanda existente y morigere la actual situación que vive dicho Corredor. Esto significaría que de los actuales 56.000 pasajeros hora/sentido que carga el Sistema Transmilenio, pase a asumir 44.000 pasajeros hora/sentido, cifra acorde con un sistema más favorable y cómodo para los usuarios bogotanos. Se podrá entonces evitar el creciente colapso de la Caracas.

No obstante lo anterior, no es suficiente considerar que el Tranvía de la Carrera Séptima sea el único aporte en infraestructura que requiere la ciudad para asumir la demanda de pasajeros existente actualmente. Tal vez lo más importante de este modo férreo sea su papel de liderazgo en la transformación de la Carrera Séptima y en el ordenamiento de Chapinero y parte del centro de la ciudad. Se requiere entonces, una política de integración de los distintos modos como bien lo exige el desarrollo de una ciudad moderna como lo es Bogotá. En este sentido, la APP de Iniciativa Privada tiene la gran ventaja de proponer que el costado oriental de dicha vía, se dedique casi en su totalidad a crear un corredor verde por el que transite el Tranvía. Se permite entonces que dicho corredor se transforme en "verde" y coexista  con una ciclo vía con espacios generosos para los peatones. Lo anterior debido a que los tranvías permiten que a su alrededor transiten ciclistas y peatones sin mayor dificultad, por su naturaleza amigable e integrada con la ciudad y su entorno.

Lo señalado anteriormente constituye un cambio sustancial que permitirá que la Carrera Séptima recupere algo de su pasado de calle real, como corredor emblemático dentro del Distrito Capital. Por lo pronto, si bien no podrá hacerse equivalente a corredores tales como el paseo de la reforma, nueve de julio o los campos elíseos, si permite que esta obra haga de la Carrera Séptima el lugar más moderno y hermoso de la ciudad. Todo lo señalado es posible sin que el Distrito o la Nación gasten un solo peso. El titular de la iniciativa privada ha comprendido que sin el aporte de empresas privadas al desarrollo sostenible de la ciudad sus propias inversiones no tienen futuro. Los dineros públicos deben orientarse a enfrentar el gigantesco reto educativo y de salud, sin los cuales no habrá igualdad. Por lo pronto, permítase a los ciudadanos la ejecución de este proyecto de Tranvía, un ejercicio estético que Bogotá reclama con urgencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada